COACHING
                     "No hay viento favorable para quien no sabe a qué puerto dirigirse" - A. Schopenhauer

El Coaching es un proceso de planteamiento de objetivos y compromiso para llevarlos a cabo. Hay metas y retos que con más o menos dificultad, desarrollamos por nuestra cuenta. En otras ocasiones, hay indecisión o dificultad para hacer realidad la intención; puede ser por falta de claridad, emociones que obstaculizan, etc. Es entonces cuando la persona recurre a la figura del coach, quien "haciéndole de espejo", le ayuda a poner claridad acerca de  la situación estancada, a dónde quiere llegar y qué quiere conseguir. Y a partir de ahí, se va estableciendo una serie de pasos, concretos, realistas y que dependen de la propia persona.

Un proceso de coaching efectivo implica, sobre todo:

  1. Que la persona que consulta esté dispuesta a salir de su zona de confort, tolerando la incomodidad de explorarla
  2. Que haya un nivel de compromiso y honestidad para desarrollar los pasos
  3. Que el/la coach, se entregue con aceptación incondicional a quien consulta, para facilitar la conexión.
  4. Creatividad y visión abierta para estructurar los pasos, así como flexibilidad y autocrítica para reformular cuando sea necesario.